Los zombis están de moda: libros, películas, series y, por supuesto, videojuegos. En el E3 han sido varios los que han presentado juegos de esta temática, como Left 4 Dead 3 o  Dying Light, el que ahora nos ocupa. Un magnífico juego que ha sido aclamado por todo el mundo en el E3. Entretenido, intrigante, divertido y con una fotografía magnífica.

Se trata de un juego de horror y supervivencia en primera persona. Te encuentras en una ciudad plagada de seres infectados, una especie de zombis, que tratarán de acabar con tu vida. Nosotros somos supervivientes que viven escondidos y que deben salir al exterior para hacerse con los suministros que los aviones nos lanzan. Dispones de diversas armas, e incluso puedes crear las tuyas propias, pero en este juego, empezar a masacrar a lo loco no siempre es lo más adecuado. En muchas ocasiones será más sensato intentar pasar desapercibido y que los infectados no noten tu presencia. Tendremos una misión principal, aunque a lo largo de la trama irán surgiendo historias secundarias que deberemos abordar antes de continuar con nuestro objetivo.

Por el día la luz aturde a los infectados, haciendo mucho más fácil nuestro tránsito. La noche es su terreno, y ahí es cuando deberemos estar mucho más atentos y tener cuidado a cada paso. De ahí la eslogan “Good Night, Good Luck” (Buenas Noches, Buena Suerte). Vamos, en jerga limonera, “¡Suerte en la vida chaval! ¡Ahí te las compongas!”.

Una luz y una textura cuidadas invaden cada instante del juego, otorgándole una fotografía especial y característica. Consideramos que los gráficos y la iluminación logran crear un ambiente intrigante. Una estética realista y decadente que te meten en la piel del protagonista en un instante. En el fotograma superior, por ejemplo, podemos sentir a los infectados viniendo hacia nosotros. Incluso podemos sentir el dolor y la repulsión que produce la luz en el que está más próximo a nosotros.

Warner Bros es la desarrolladora de Dying Light, que estará disponible para Xbox 360, Xbox One, PS3, PS4 y PC. En Kabukis estamos deseando tener esta joya en nuestras manos. Por el momento, os dejamos con el trailer: