La vida campestre, una sensación de tranquilidad y paz, de relajarte y olvidarte de tus preocupaciones. Esta fue la propuesta de Stardew Valley, una propuesta que le hizo cosechar (Badumtss) un éxito arrollador en su salida. A pesar de ser un indie desarrollado por una única persona, el juego ya ha vendido más de 3’5 millones de copias.

Y ahora ha estrenado, en una fase beta únicamente para pc, el modo cooperativo. He podido probarlo estos días, y os traigo las principales características de este nuevo modo:

stardew-valley-multiplayer (1)

Principalmente, el nuevo modo no trae casi ningún cambio en las mecánicas con respecto al juego original. El añadido más notable es la inclusión de las cabañas, que permiten a los jugadores unirse a las partidas, teniendo un máximo de 3 cabañas más la casa principal, para cumplimentar al anfitrión de la partida y sus 3 invitados.

Algunas de las principales funciones del juego no han cambiado, haciendo que la partida tenga sus más y sus menos. Por ejemplo el dinero compartido, que facilita el no tener que llevar una cuenta de ventas para cada jugador y simplifica mucho las cosas, pero también te perjudica, por ejemplo a la hora de comprar una mejora de la mochila, ya que cada jugador deberá comprar la suya con el dinero de todos.

Stardew-Valley-Multiplayer

Además ya hemos ido encontrando los primeros bugs, típicos de una beta, como el poder duplicar los objetos con un poco de maña y coordinación con tu compañero, así como defectos visuales al salir de edificios o cambiar de piso en la mina, pequeñas cosas a pulir que desde aquí para nada criticamos. Para algo están las betas.