Visto en MERISTATION

The Old Republic llega con toda la caballería al E3 para seguir aumentando la máquina de expectación que lleva haciendo funcionar durante años. A unos meses de su potencial salida, y precedido de un nuevo y espectacular trailer, Bioware inicia el asalto definitivo al trono de los MMO.
Con todavía una fecha sin precisar, aunque Bioware afirma que 2011 sigue estando en el objetivo, lo que sí es cierto es que todo hace indicar que The Old Republic está en un muy avanzado estado de desarrollo , por lo que era de esperar que EA tratará de hacer el máximo ruido posible ante el que será su más ambicioso e intenso asalto al lucrativo mundo de los MMO. Y no ha decepcionados. Dos trailers distintos han servido para exponer el juego en sus diferentes facetas. Por un lado, un completo vídeo con imágenes in-game en el que se han detallado algunas de las características del juego y detalles prácticos orientados a que el jugador tradicional del género sepa lo que puede esperar. Por otro lado, el esperado y espectacular tercer trailer de Blur, en el que se detalla cómo los Sith regresan a su hogar de Korriban para comenzar su resurgimiento.

Sobre el trailer cinemático, poco que decir, es un evento previo a los anteriores, estableciendo el momento en el que Imperio comienza sus movimientos, comenzando con la reocupación de Korriban, la cuna de los Sith y donde se acumula gran parte de la cultura, conocimiento y, especialmente, poder de esta orden. En él podemos ver a una joven Satele Shan y su maestro enfrentándose en duelo a Darth Malgus, como segundo de su maestro, mientras que también se introducen otros personajes y se hacen algunos guiños que conecten con los fans de Star Wars no familiarizados con el universo expandido de la saga -el contrabandista comparte más de una similitud con Han Solo, nave incluida- En conclusión, otro fantástico vídeo cinemático de cara a seguir buscando llegar al corazón de aficionados tanto de los MMO como de Star Wars.

Pero en este E3 las cosas ya no se limitan a unos vídeos pregenerados, a unos meses del potencial lanzamiento, lo que los jugadores quieren ver es a qué clase de MMO se van a enfrentar y si sus cualidades estarán a la altura de sus exigencias en un punto donde cada nuevo entrante en el género tiene que demostrar no sólo tener una gran calidad en diferentes facetas, sino también añadir algo nuevo e interesante que motive a los jugadores para introducirse en otro largo viaje de subir niveles. Hay un punto en el que a todo veterano del género le cansa un poco la idea de empezar desde nivel uno hasta donde quiera que esté el límite, por lo que es importante que el contenido sea atractivo desde el comienzo.

Por todo ello, Bioware preparó numerosos puestos jugables en los que se podía experiemntar con una versión bien avanzada del juego, comprobar el sistema de misiones y diálogos, así como evaluar algunas de las novedades anunciadas en los últimos días, como las monturas. Esta faceta, muy habitual en el género, ha sido llevada a The Old Republic en forma de vehículos unipersonales, de los que sólo se han visto unas plataformas flotantes -también habrá speerder bikes y landspeeders, aunque no se han mostrado- . Habrá una variedad de estas “monturas”, pero Bioware ya ha confirmado que de momento se limitará a vehículos mecánicos, aunque planean introducir animales en algún punto. Tampoco se tiene claro el abanico de posibilidades en este campo, pero sí se puede decir que será objetos bastante necesarios para recorrer las amplias distancias de cada planeta.

Una de las cosas que se han podido comprobar gracias a las demos es que The Old Republic va a ser un juego inmenso, no sólo por contenido sino también por territorio que explorar. La galaxia estará compuesta de diferentes planetas, algunos de los más representativos de la saga, y la impresión que se pudo extraer de las demos es que cada uno es inmenso. Tatoonie es un buen ejemplo, un interminable desierto que no se hacía visualmente aburrido gracias a la variedad de la orografía, repleta de cañones, cuevas y otros componentes paisajísticos interesantes. Cada planeta puede ser realmente grande -desde Bioware se afirma que cada uno puede abarcar como “ocho zonas de World of Warcraft”, buscando la referencia más obvia- así que habrá mucho que explorar y una gran variedad de localizaciones.

También se mencionó brevemente el contenido de alto nivel en forma de raids, que en The Old Republic se denominarán “Operaciones”, grandes eventos con decenas de jugadores luchando contra seres tremendamente poderosos; pero no es algo de lo que se pueda hablar mucho por el momento. Como ya se sabía, habrá tanto servidores PVE como PVP, además de zonas de combate específicas PVP, por lo que habrá sitio tanto el que quiera concentrarse en las misiones y en su historia personal, como para el que prefiere una galaxia más amenazante, en el que la muerte a manos de jugadores del bando contrario puede estar a la vuelta de la esquina. Otra faceta que también se comentó es un espacio de comercio galáctico, que seguramente vendrá a ser la versión Star Wars de una casa de subastas, así como espacios sociales como cantinas y otros lugares más festivos. No parece que los jugadores tradicionales del género vayan a echar nada de menos.

Lo que sí sorprendió es ver lo mucho que aporta el tono narrativo del juego. No es sólo una cuestión de que todos los diálogos tengan voz, sino de que cada misión, independientemente de su naturaleza, es un pequeño trozo de historia que además gana en interés gracias a la posibilidad de elegir líneas de diálogo y a la interacción entre el personaje y sus compañeros. Los compañeros que se pueden tener en nuestros viajes tienen sus propias personalidades, y ganaremos puntos de influencia actuando de un modo que se acople a sus propios valores -aunque está por ver qué tipo de consecuencias tiene eso en los compañeros y en el desarrollo de la historia-. Puede parecer un detalle secundario, pero es agradable encontrar un sistema de desarrollo de misiones bien integrado en una historia, sin NPCs con signos en la cabeza y cosas así, da al juego otro aire.

Sobre el combate, se pudo comprobar el nuevo interfaz, muy vistoso y completamente familiar para cualquiera familiarizado con el género. Además de ver algunas de las habilidades de los personajes, también se pudo comprobar cómo el compañero tenía funciones muy útiles en la batalla, pudiendo activar tanto habilidades especiales del protagonista como habilidades del compañero, añadiendo potencia de ataque o efectos adicionales a las habilidades propias. Hasta cuatro habilidades estarán disponibles en la figura del acompañante, lo que permitirá un nuevo nivel de personalización, pudiendo elegir habilidades que refuercen o complementen las propias del personaje principal -no es el combate en grupo de KOTOR, pero es agradable contar con ese extra, tanto por su apoyo a la narrativa del juego como por su utilidad en el combate.-

Habrá un componente muy personal en cada jugador de The Old Republic. Además de elegir la forma en la que encara la historia -hay arcos argumentales distintos para cada clase- y la relación entre sus compañeros de aventura, también habrá componentes de personalización en las naves espaciales, que parece que actuarán como la “casa” del jugador, desde donde tendrá acceso a objetos, compañeros y podrá poner en marcha lo que necesita para practicar la creación de objetos. Responsables del estudio, muy conscientes de la gran importancia de esta faceta para los jugadores que llegarán desde Galaxies, tienen planeado un sistema muy elaborado de abordar esta faceta, de forma que los jugadores que quieran dedicarse a esa faceta puedan hacerlo con un suficiente nivel de profundidad, respetando el principio de que los que pongan más tiempo y esfuerzo en esa facetas serán los que puedan obtener más beneficios de esa faceta.

The Old Republic cada vez tiene un aspecto más prometedor, su acabado gráfico ha ganado muchos enteros a todos los niveles, su filosofía de ligar todo el juego a un potente aspecto narrativo logra un gran efecto que poco tiene que ver con los MMOs jugados hasta la fecha y en general parece un proyecto con mucho que ofrecer tanto a aficionados del género como a amantes de Star Wars, sin olvidarse de aquellos que buscaban un KOTOR 3 y se van a encontrar mucho más. Bioware ha creado un juego abierto a todo el mundo, que tiene realmente potencial para marcar un antes y un después en el género. Por supuesto, para ello tendrá que mantener un nivel alto a lo largo de todo el juego, en todas y cada una de las facetas, nada fácil teniendo en cuenta las ambiciones del equipo en diferentes campos. Pero al menos, a dia de hoy, se puede decir que las posibilidades de que puedan conseguir sus objetivos parecen muy altas, y el juego ciertamente da la sensación de estar por el buen camino.

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *