Análisis

Impresión de Control, el videojuego de acción paranormal

control videojuego

control videojuego

La gente de Remedy Entertainment son especialistas en presentar juegos de acción de una forma diferente para llamar más la atención de los gamers. Con este juego al que han llamado Control, hacen el relevo de Quantum Break, para presentar una propuesta que lleva “tiros de fantasía”.

La protagonista de este videojuego se llama Jesse Faden, tiene el título de Directora en el edificio de la Oficina Federal de Control, agencia secreta que ha sido invadida por un caos paranormal de origen desconocido, después de que se investigara con una dimensión paralela a la nuestra. Debido a esta invasión, Jesse ha recibido todos los poderes paranormales, lo que aprovechará para intentar dar con el origen del problema y atajarlo.

De esta forma, la protagonista de nuestra historia puede flotar, usar telekinesis para defenderse y arrojar objetos, puede también poseer enemigos que estén debilitados para que se pongan de su lado…

Cuanto más pasemos en el juego más habilidades podremos desbloquear, además de mejorar la efectividad de las que ya poseemos. Y es que por ejemplo, Jesse puede flotar y ascender todo lo que quiera, pero al cabo de un tiempo comenzará a caer, y puede hacerse bastante daño…

control

Además de sus poderes, Jesse dispone de un arma convertible, que puede atravesar la pared con sus disparos. Con pulsar un botón el arma pasa de ser una ametralladora a ser una escopeta.

Esta arma tiene una especie de munición paranormal, así que para obtenerla, al igual que las recuperaciones de salud, necesitamos despachar a los enemigos y recoger los orbes que dejan.

Control es un juego de acción en tercera persona y, aunque hay partes del mapeado que es imprescindible visitar para hacer que la trama avance, nos invitan a explorar para encontrar zonas secretas, mejoras ocultas o algún documento que nos aclare un poco el pollo que se ha montado.

En este sentido, es mucho menos lineal que otros juegos previos de Remedy como Quantum Break o Max Payne y, además podemos resolver las situaciones de formas muy diferentes, en función de las habilidades que queramos aprovechar. Incluso existen poderes que son imprescindibles para superar el juego, pero que podemos obtener de forma opcional si exploramos a fondo.

control

Disponemos de árboles de mejoras para ir potenciando las facetas de nuestra arma o los poderes que prefiramos. La clave es combinarlos.

Además del edificio principal, en ocasiones tenemos que viajar a una dimensión paralela para enfrentarnos a duros jefes finales o acabar con oleadas de enemigos.

¿Y en qué consisten estos enemigos? Por lo general, se trata de humanos distorsionados por The Hiss, la fuerza de origen desconocido que ha invadido nuestro mundo y corrompe todo lo que toca.

Esto nos lleva a que tengamos muchos momentos de tiroteos y ataques con poderes, pero también a zonas donde los escenarios se ven afectados por las distorsiones y van cambiando con forme avanzamos. Eso da pie a verdaderos laberintos que mutarán ante nuestros ojos y que nos obligarán a usar muy bien nuestro sentido de la orientación y la lógica para avanzar. En otras ocasiones, nos tocará usar la telekinesis para lanzar objetos y activar interruptores y que abran nuevos caminos.

Pero, eso si kabukis, ¡no os agobiéis! En realidad el control de este juego se asimila muy rápido: Para volar, basta con mantener el botón de salto pulsado y los disparos se hacen con los gatillos (como es de costumbre).

Vamos que apenas necesitamos un par de minutos para sentirnos como pez en el agua y atrevernos con “locuras” como lanzarnos en picado a por los enemigos, al más puro estilo Infamous.

Related posts

Final Fantasy VII Remake logró una nota casi perfecta en Famitsu

Cynthia Nuñez

LOGITECH TOUCH MOUSE M600, TÁCTIL Y DISEÑO ¿QUÉ MÁS SE PUEDE PEDIR?

Victor

GTA vuelve a las andadas

Nano