Una de las nuevas incorporaciones de Overwatch Second Wind se retira tras el hostigamiento virtual

Los videojuegos no son siempre una fuente de diversión y entretenimiento. Y es el caso de Ellie. Esta jugadora llegó el 22 de diciembre a las filas de Second Wind, un equipo profesional suscrito al videojuego Overwatch. Dos semanas después ha decidido retirarse. ¿El motivo? La fuente de críticas y especulaciones que se ha abalanzado sobre ella en las redes sociales. Y es que en un principio todos estaban encantados con que un nuevo jugador llegara al famoso equipo, pero la cosa se fue por otros cauces en cuestión de días. De la alegría y el interés por conocer a la nueva, se pasó a una campaña de acoso y derribo innecesaria y sin precedentes.

Lo que ocurrió

Todo ha girado en torno a la cuenta de la jugadora. Pero también en torno a la propia Ellie. Que si tenía una categoría menor de la que tiene en la Overwatch League, la ausencia de un nick, la falta de sus apellidos en el perfil… Más comentarios machistas del tipo de: la han incluido en el equipo por ser mujer, no es posible que sea una mujer si es un jugador profesional… Hasta ahí han llegado los ataques, que Ellie no ha podido soportar. La gota que colma el vaso es una declaración de un “profesional” del campo del videojuego llamado Dafran Francesca, de Atlanta Reign, que ha declarado que dudaba mucho que ella fuera quien jugaba, sino que tenía alguien detrás de su micrófono dándole indicaciones. Hasta ahí ha llegado este desagradable asunto.

Una jugadora de Overwatch se retira por el acoso de la comunidad
Ellie dentro del videojuego

Los jugadores más curiosos querían saber todo acerca de Ellie: su verdadero nombre, su cuenta real, su evolución en el mundo del juego… Un hostigamiento y acorralamiento real. Y como de costumbre, este acoso virtual se difundió y expandió rápidamente por la red, llegando hasta los lugares más recónditos. Todo este asunto se magnificó, hasta que Ellie no vio otra salida que renunciar a una gran oportunidad profesional, y de  una manera muy injusta. El caso de Ellie pone de relieve el problema que reside en la comunidad, donde es necesario un cambio en las reglas del juego para que todo el mundo tenga su hueco.

Las opiniones de otros jugadores

Otros jugadores experimentados han apoyado a Ellie, alegando a que cualquier jugador puede salvaguardar su privacidad. Lo que importa realmente es el juego y la manera de jugar. Justin Hughes, de Second Wind, mencionó: “Cuando la incorporamos al equipo, las personas actuaron como si hubiéramos traído un símbolo de empoderamiento” comentó en un tweet. Hubo personas que cuestionaron su legitimidad, lanzaron amenazas, etc. mientras que por otro lado, tuvimos personas que actuaron como si hubieran encontrado a su Mesías. Nosotros, los jugadores, queríamos un jugador, pero parecía que el público quería algo más “, dejando claro su apoyo hacia Ellie.

Una jugadora de Overwatch se retira por el acoso de la comunidad
Avatares en Overwatch

Otra jugadora, Kate Mitchell de Washington Justice comentó lo siguiente: “Es absolutamente inaceptable que los miembros de esta comunidad intimiden o acosen a los jugadores por su género” escribió en su cuenta de Twitter . “Esto demuestra por qué hay tan pocas mujeres en este deporte. Tenemos que hacerlo mejor, no solo para las mujeres y las niñas que juegan a este juego ahora, sino también para las que nos observan”. Que el mundo del videojuego es mayoritariamente masculino es una realidad, pero todo puede cambiar. Más mujeres profesionales llegan cada día, y más que llegarán. Todavía queda mucho trabajo por hacer.

¿Qué os parece el caso de Ellie? Dejádnoslo en los comentarios.

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *