Como se suele decir: “Un día más es un día menos”. Faltan 6 días para nuestro querido Gta V y si ayer os hablé de quién serían nuestros infames próximos mejores amigos, hoy os los voy a centrar en el mundo.

Como la mayoría ya sabréis, volvemos al gran estado de San Andreas, algo lógico por un lado, pero que se salta ligeramente la tradición de la compañía de la gran “R” y la estrella. Digo la tradición porque el orden a seguir habría sido retomar la maravillosa ciudad de Vice City y así seguir el paralelismo con los títulos de PS2. Sin embargo, la elección de San Andreas es lógica porque en esta casi pasada generación de consolas, solo han sacado dos títulos, por lo que han tenido que echar toda la carne en el asador (jugabilidad, minjuegos, diversión ilimitada…), al igual que hicieron con el gran San Andreas en su día. Es decir, si esta generación se hubiese alargado 4 o 5 años más, a lo mejor habrían sacado un nuevo Vice City y habrían dejado al estado de San Andreas para el cierre de la generación. En cualquier caso, esto son hipótesis que yo comparto con vosotros pero que tampoco tienen mucho que ver.

Los Santos y Blaine County:

Sabemos ya que el estado es San Andreas, sin embargo, para aquellos que hayan vivido en la Luna durante los últimos dos años y no se hayan enterado, debo decir que el territorio se acota únicamente a la gran ciudad de Los Santos y al condado de Blaine. Pero no os asusteís, porque aunque no vuelvan San Fierro ni Las Venturas (una pena por un lado), la extensión del mapa es igual a la suma de cinco mapas del Red Dead Redemption (el mágnifico sandbox del oeste de R*). Repito: ¡cinco veces el mapa del Red Dead Redemption! Una auténtica barbaridad. Pero esto no es todo; a esa extensión superficial hay que sumarle el mundo submarino. Sí. Vuelve el buceo. Pero no penséis que como algo anecdótico, que se usaba en alguna misión y para ver coches hundirse, como en el Gta San Andreas. No. Esta vez dispondremos de equipo de buceo, submarinos, habrá barcos hundidos y más de un depredador que nos hará sudar. Pero no adelantemos acontecimientos.

A diferencia del magnifico Gta San Andreas, Gta V se ambienta en la actualidad y no a principios de los 90. Esto es relevante a nivel narrativo pero sobre todo en el estilo de vida que encontraremos. Se ha especulado bastante por lo mostrado en los trailers y screenshots, sobre la relevancia de la crisis económica mundial en esta entrega. No se sabe si tendrá alguna importancia en la historia principal, pero desde luego sí que la tendrá en lo que encontraremos por el mapa: muchas casa en venta o desahuciadas, puentes abarrotados de vagabundos, gente que busca desesperadamente trabajo… Me parece algo a destacar porque seguro que será la piedra ángular de la crítica de Rockstars en esta nueva entrega. Casi seguro que veremos anuncios inmobiliarios irrisorios del tipo: “¡Vagabundos! Hipotequen sus cartones con nuestro banco y háganse ricos”. Cosas totalmente absurdas que el equipo de Rockstars siempre utiliza para criticar ciertas leyes americanas o ciertas ideologías. Francamente, a mí me apasiona ese estilo de crítica ácida que hace de Rockstars una compañía que planta cara a los grandes lobbys y encima sale victoriosa.

Marco sociopolítco-cultural aparte, Los Santos (basada en Los Ángeles, C.A.) nos ofrecerá todo tipo de paisajes: desde lujosas mansiones en las colinas de Vienawood (una referencia al barrio de Hollywood), tiendas con precios desorbitados en Portola Drive (paralelismo de la lujosa zona comercial Rodeo Drive), estudios de cine, ghettos propiedad de distintas bandas, zonas portuarias, la playa de Santa María (que corresponde con Santa Mónica), más playa en Vespucci Beach (Venice Beach)… Por otro lado, el condado de Blaine nos ofrecerá parajes muy diferentes: desde extensos terrenos de viñedos (tan típicos de la zona californiana), pasando por frondosos bosques donde abundará la caza, grandes zonas rocosas destacando el monte Chilliad (que ya aparecía en el Gta San Andreas), hasta el inhóspito desierto, donde seguro tendremos que ir a enterrar a algún pobre diablo. Respecto a esto, opino que Rockstars ha tomado una buena decisión, ya que aunque haya suprimido Las Venturas y San Fierro, ha mantenido la diversidad geográfica, lo que ofrece un montón de posibilidades a todos los niveles (narrativos, visuales, de jugabilidad…). Lógicamente, todos estos lugares tendrán un ambiente vivo propio que podremos palpar: camellos ataviados con ropas xxxxxl en los ghettos, paletos extremistas en las zonas rurales, ricos snobs gastando fortunas en tiendas de lujo, yuppies colgados del móvil en la zona financiera y un largo etcétera. En definitiva, un entorno muy vivo, dinámico y diferente que, si bien ya existía en la anterior entrega, en Gta V parece ser todavía más completo y perfecto.

Os dejo con algunas imágenes que muestran a la perfección todo lo mencionado. Mañana quedará un día menos. No os volvais locos.

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *