La línea entre el amor y el odio es muy fina. Esa línea es Steam. ¿Por qué? Comencemos explicando qué es Steam, para los que aún no lo conozcan, y así podréis entender cómo se siente todo buen gamer.

Steam es una plataforma de distribución digital, gestión de derechos, comunicaciones y servicios multijugador. Es utilizada tanto por desarrolladores independientes, como por grandes corporaciones y, a través de ella, pueden distribuir software y videojuegos. Además,  ofrece diferentes medios de comunicación entre los miembros de su comunidad, pudiendo comunicarse por chat de voz y mensajes. Gracias a Steam tienen, a su vez, acceso en cualquier momento a contenido actualizado de todos los juegos disponibles en la plataforma.

¿Cómo se puede conseguir un acceso a todos estos juegos y servicios de Steam? Muy fácil. Simplemente hay que crearse una cuenta totalmente gratuita a la que, de manera automática, se vinculan los juegos que se ha comprado el usuario. Estos juegos pueden ser tanto los títulos que se ofrecen para la compra en el propio programa, como otros comprados en tiendas físicas. Además, se puede acceder a Steam por diversos canales: tanto desde el ordenador como desde PS3 o dispositivos móviles.

Ya sabemos qué es Steam y cómo entrar. Y diréis: ¿si los juegos sólo están un poco más baratos y no tengo la caja física? Es cierto que mucha gente le gusta el formato físico porque lo pueden tocar, oler y en algunos extremos saborear. Pero Steam tiene dos puntos fuertes: la primera es su gran comunidad de jugadores 24/7 conectados jugando a toda clase de géneros y, lo segundo, son sus rebajas y ofertas.

¿Cómo? ¿Que rebaja y oferta no es lo mismo? ¡Error! Las ofertas son periodos de prueba de un juego acompañados de una reducción de precio. En cambio, las rebajas son una locura.  Miles de juegos rebajados a precios absurdos que te acabas comprando, aunque no entre en tus planes hacerlo. Ver triples A a 3€ y colecciones completas de desarrolladoras a 60€. Aquí es donde los gamers lloramos al ver nuestra cuenta en números rojos al final de las rebajas.

Hay 4 grandes rebajas que coinciden con las estaciones del año: las de primavera, verano, otoño e invierno. Esto sin contar con las rebajas indies, fines de semana de desarrolladoras y todo tipo de maneras de hacer que compres. Hace una semana comenzaron las de verano y la novedad han sido las cartas, que las puedes conseguir comprando juegos, participando en la comunidad o jugando. Este es el aliciente final para que compres un juego por una carta, estés todo el rato mirando Steam para participar en la comunidad y acabes comprando un juego que acabas de ver. O también puede suceder que estés jugando tranquilamente y te salte una ventana con la oferta del día que, si no la tienes, la compras porque total, ¡está al 75% de descuento!

Varios de los grandes distribuidores ya tienen sus catálogos de juegos disponibles en Steam, entre ellos Bethesda Softworks, Activision, Rockstar Games, Square Enix, 2K Games o Sega. Y hace poco comenzó Steam Greenlight donde las desarrolladoras independientes cuelgan sus juegos para ser votados por la comunidad. Los más votados de cada mes pasan a ser comercializados en Steam.

En Kabukis tenemos Steam siempre abierto y con las cuentas cargadas de juegos por las rebajas. Os advertimos: Steam encontrará el modo de venderos el juego que queréis.

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *