¿Qué hubiera pasado si los nazis hubieran ganado la II Guerra Mundial? Eso es lo que nos plantea ‘Wolfenstein: The New Order’. Un futuro actual en el que las Potencias del Eje dominan el mundo. Aunque parecía que los aliados iban a ganar la guerra, en el último momento, los nazis lograron desarrollar una maquinaria bélica de tecnología superior, la “Calavera”, e imponerse al bando de los aliados. Tú, encarnando a B.J. Blazkowicz, deberás reescribir la historia.

En esta entrega no encontramos grandes elementos sobrenaturales, sino que se muestra todo bastante realista, eso sí, con una tecnología extremadamente avanzada por la que los nazis poseen grandes robots capaces de someter por completo a ciudadanos y países enteros. Encontramos muchos símbolos, ambientación y elementos de estética nazi, algunos de ellos directamente calcados y otros con similitudes más que evidentes. Un juego que siembra la polémica, especialmente en países como Alemania, en el que los símbolos nazis están prohibidos.

La estética nazi, sus símbolos y vestimentas son elegantes, duros, oscuros y serios. Denotan y muestran la enorme disciplina que imperaba en el ejército alemán.  Estas son las bases que ha tomado Wolfenstein para crear la estética del juego.

A lo largo del juego vemos soldados y oficiales nazis con la esvástica nazi. Asimismo, muchos de los famosos monumentos mundiales vestirán banderas con la cruz gamada. La Casa Blanca, el Big Ben, la Plaza Roja…, los nazis dominan la tierra, sus símbolos y ejércitos inundan la Tierra. En los trailers que han ido apareciendo a lo largo de estos meses, hemos podido ver imágenes históricas impactantes, como la Luna conquistada por los nazis o la famosa foto de los Beatles en Abbey Road suplantada por soldados.

Tanto la esvástica como el símbolo de las SS nos recuerdan al logotipo clásico del juego. Son símbolos de caracteres duros, rectos, con colores fuertes (rojos, negros y blancos). El logo de Wolfenstein está claramente inspirado en el águila nazi con la cruz gamada. Este tipo de cosas genera grandes polémicas y rechazos de ciertos países, de hecho, juegos anteriores de la saga han sido prohibidos en Alemania debido a todo este tema.

Los uniformes de los personajes son claras copias de los nazis. Algunos oficiales llevan directamente la indumentaria de la época, otros, la llevan adaptada a la evolución tecnológica que propone Wolfenstein. Como vemos en la fotografía, ambos uniformes conservan el estilo duro, oscuro e impecable. Vemos grandes similitudes en el porte, las botas altas, el casco redondeado, los colores… Incluso el arma es similar a la que usaban los soldados nazis en la realidad. Un parecido más que razonable.

Los personajes principales tienen el físico del prototipo ario. Lo vemos, por ejemplo, en la malvada nazi de mediana edad, rubia, de ojos claros, delgada y de facciones duras. Es curioso que incluso el bueno, Blazkowicz, también posea los rasgos del ario perfecto.

Una estética similar en un tema complejo y delicado. Wolfstein siembra la polémica más que nunca con la esta nueva entrega que saldrá al mercado el el último cuatrimestre de este año.

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *